Menú Cerrar

Defensa da un portazo a los reservistas de más de 45 años: No trabajarán como rastreadores del coronavirus

LA PROPUESTA FUE PRESENTADA POR LA ASOCIACIÓN AMRED45+ EN EL CONGRESO EL PASADO SEPTIEMBRE A LOS MINISTROS MARGARITA ROBLES Y SALVADOR ILLA.

El Gobierno no quiere que los reservistas españoles ayuden como rastreadores a las autoridades sanitarias que luchan contra el COVID-19. Dos mil de estos soldados, que siguen cobrando del Estado, se habían ofrecido al ministerio de Defensa y de Sanidad que les han dicho ahora que no son necesarios para este trabajo, a pesar de que siguen faltando rastreadores sanitarios, en especial en la Comunidad de Madrid.

La Junta directiva de la asociación profesional de militares AMRED45+  ha emitido un comunicado respecto a la respuesta que han recibido del Ministerio de Defensa a su petición de activar a los reservistas para que trabajen como rastreadores de la pandemia del COVID-19.

La nota fechada en Zaragoza este 14 de octubre dice que “en primer lugar, agradecer al Ministerio de Sanidad y en especial al director de su gabinete D. Víctor Francos Diaz el haber respondido a nuestra petición con coherencia y respeto, cosa que no podemos decir del Ministerio de Defensa y de D. Antonio Cordero Aparicio, director del gabinete técnico de la Subdelegación de Defensa, quien en dos líneas y sin argumento alguno, declina nuestra petición de activar a los reservistas de especial disponibilidad para asignarles labores de rastreadores ante la inminente llegada de una segunda ola de Covid-19.

De los 2.000 rastreadores anunciados por el propio Ministerio de Defensa, no hemos llegado a contar ni 500 ya en funcionamiento.

Los casi 3.000 reservistas de especial disponibilidad con los que cuenta ahora el Estado Español están costando al erario público aproximadamente 2 millones de euros MENSUALES, para que, haciendo caso omiso a la Ley de Tropa y Marinería, los ciudadanos no cuenten con todas las garantías sanitarias que recomiendo la Organización Mundial de la Salud en cuanto a la ratio de rastreadores/población se refiere.

Es inconcebible que teniendo medios humanos la ciudadanía no cuente con todos ellos, a pesar de que a estos se les esté pagando mensualmente una asignación para estos casos urgentes.

El enrocamiento del Partido Socialista Obrero Español, por no reconocer la utilidad de las personas a partir de los 45 años esta poniendo en serio riesgo la salud de los españoles”.

Hay que recordar que el pasado 30 de septiembre la asociación de Militares y Reservistas de Especial Disponibilidad RED45+ entregó en el Congreso de los Diputados un escrito dirigido a la ministra de Defensa, Margarita Robles, al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y a los portavoces parlamentarios de temas de Defensa para que fueran atendidas sus demandas.

La asociación argumentaba que la Ley 8/2006, de 24 de abril, de Tropa y Marinería en su artículo 18 dice que “el reservista de especial disponibilidad no tendrá la condición de militar, pero se encontrará dispuesto a incorporarse a las Fuerzas Armadas, de acuerdo con lo previsto en este artículo” y que “en situaciones de crisis, corresponde al Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de Defensa, autorizar, con carácter excepcional, la incorporación a las Fuerzas Armadas de reservistas de especial disponibilidad”.

En el mes de mayo un informe interno de la Jefatura de los Sistemas de Información, Telecomunicaciones y Asistencia Técnica (JCISAT) del Ejército de Tierra sobre el futuro que le espera a España con el coronavirus afirmaba que habría dos oleadas más de epidemia.

RED 45+ también explica que “las capacidades operativas de las Fuerzas Armadas se están viendo diezmadas por los casos positivos de Covid-19 entre sus soldados” y que “por el descenso de personal en activo deducido de las bajas medicas por Covid-19, al resto de personal no les es posible conciliar o disfrutas sus permisos”.

Además, sostienen que la “Universidad Johns Hopkins, recoge en un informe que las autoridades chinas frenaron la epidemia en Wuhan gracias a la labor de 9.000 sanitarios, 81 por cada 100.000 habitantes, siendo esta ratio bastante mayor que en España”.

Según estos datos España necesitaría 14.100 rastreadores, cifra muy por encima de la actual. Pero “el ministerio de Defensa ha anunciado 2.000 rastreadores de los cuales no se conoce si están disponibles en la actualidad ni el 10% de estos” y “el curso Covid-19 impartido a los miembros de Defensa consta de 3 días on-line sin necesidad de experiencia previa en materia sanitaria”, añaden.

Por eso proponen que los 2.000 reservistas de especial disponibilidad” cobrando una asignación mensual encontrándose en plena disponibilidad de ser activados y que en la actualidad gran parte de estos no tienen actividad laboral reconocida” y que estén desempleados sean activados como rastreadores. También solicitan que “el Ministerio de Defensa imparta el Curso Covid-19 con los reservistas de especial disponibilidad que se encuentren en situación de desempleo”. Además, cada reservista sería activado con carácter de urgencia en sus comunidades autónomas de origen.

Actualmente los reservistas de especial disponibilidad pasan a la situación de reserva a partir de los 45 años y cobran 650 euros mensuales que solo mantienen en caso de no encontrar otro trabajo en la Administración pública. A finales de este año se espera que otros 3.000 soldados pasen a situación de reserva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up